Dos estudios sacan a la luz la relación entre la dieta y el cáncer

Dos estudios sacan a la luz la relación entre la dieta y el cáncer, alentando evidencias que la carne roja puede producir riesgos de cáncer colorectal pero hay dudas de que las frutas y verduras puedan ayudar a prevenir el cáncer de pecho.

Dos estudios sacan a la luz la relación entre la dieta y el cáncer, alentando evidencias que la carne roja puede producir riesgos de cáncer colorectal pero hay dudas de que las frutas y verduras puedan ayudar a prevenir el cáncer de pecho. La nueva investigación no resuelve las preguntas, en parte porque ambos estudios preguntaron por los hábitos a la hora de comer solamente en la edad adulta.

Algunos investigadores piensan que puede haber menos probabilidades de padecer cáncer dependiendo de los hábitos alimenticios. El riesgo de cáncer de pecho, especialmente, puede ser más dependiente en la dieta de una mujer durante la adolescencia, cuando las células del pecho se están dividiendo rápidamente y son más vulnerables. No obstante, ambos estudios consisten en la creencia de que alimentos específicos influyen en el riesgo de padecer cáncer. Los estudios se publican en el Diario del Miércoles de la Asociación Médica Americana.

En numerosos estudios previos que examinan dieta y cáncer, la relación entre el consumo de carne y el cáncer colorectal es la más grande, determinando que comer carne roja y carnes procesadas aumenta el riesgo.

El nuevo estudio, conducido por los investigadores de la American Cancer Society que implicó a 148.610 hombres y mujeres de 63 años de media, está entre los más grandes. Los participantes registraron su consumo de carne en 1982 y otra vez en 1992-93. Aquellos que registraron un consumo mayor de carne tenían aproximadamente entre un 30 y un 40 por ciento más de probabilidades de desarrollar cáncer en la parte baja del colon y de recto que los que registraron tasas menores. Un alto consumo de carne para los hombres sería 3 onzas diarias (el tamaño de una hamburguesa grande) y 2 onzas diarias para las mujeres.

Un consumo bajo sería cerca de 2 onzas o menos de carne roja y no más de dos veces semanalmente para los hombres y menos de una onza para las mujeres. Se encontraron riesgos levemente más altos en el consumo de carnes procesadas incluyendo el bacon y bolonia. El coautor del estudio, el Dr. Michael Thun, jefe de epidemiología de la sociedad del cáncer, dijo que los resultados se deben poner en perspectiva: El fumar, la obesidad y la inactividad aún se creen que están más relacionados al cáncer que el comer carne roja.

Taducción: Alex Plana
Texto Original:
http://abcnews.go.com/Health/wireStory?id=403980

Recibe recetas directo en tu correo: