Vegetarianismo a través del ciclo de la vida

Una alimentación vegana, bien planificada es apropiada para todas las etapas de la vida, incluyendo el embarazo y la lactancia.

Vegetarianismo a través del ciclo de la vida

Una alimentación vegana, bien planificada es apropiada para todas las etapas de la vida, incluyendo el embarazo y la lactancia. La alimentación vegana planeada apropiadamente satisface los nutrientes necesarios para bebés, niños y adolescentes y promueve un crecimiento normal. La alimentación vegetariana en la niñez y la adolescencia pueden ayudar en el establecimiento de unos patrones alimenticios sanos de por vida y pueden ofrecer algunas ventajas nutricionales importantes. Los niños y adolescentes vegetarianos tienen ingestas menores de colesterol y grasas y mayores de frutas, verduras y fibra que los no vegetarianos. Los niños vegetarianos también son más delgados y tienen niveles menores de colesterol.

Bebés

Cuando los bebés vegetarianos reciben cantidades adecuadas de leche materna o la fórmula infantil comercial y sus dietas contienen buenas fuentes de energía y alimentos tales como hierro, vitamina B-12 y vitamina D, el crecimiento es normal. Las dietas alimentacias extremadamente restrictivas, tales como las frutarianas y crudas, se han asociado a un crecimiento deteriorado y, por lo tanto, no recomendable para bebés y niños.

Muchas mujeres vegetarianas eligen dar el pecho a sus bebés y esta práctica debe ser animada y apoyada. La leche materna de las mujeres vegetarianas es similar en la composición a la de las no vegetarianas y es un alimento adecuado. Las fórmulas infantiles comerciales se deben utilizar si no se da el pecho o se destetan antes del año. La leche de soja es la única opción para los bebés veganos que no sean amamantados.

La leche de soja, de arroz hechas en casa, no se deben utilizar para sustituir la leche materna o la fórmula infantil comercial durante el primer año, porque estos alimentos no contienen el cociente apropiado de macronutrientes ni tienen niveles apropiados de microalimento para el bebé.

Las pautas para la introducción de alimentos sólidos son iguales para los infantes vegetarianos que para los no vegetarianos. Cuando es la hora de los alimentos ricos en proteínas, se puede triturar tofu, legumbres (hacer puré y filtrar en caso de necesidad), yogur de soja...Más adelante, pueden empezar a introducirse alimentos tales como cubos de tofu, queso de soja y los trocitos de hamburguesa de soja. La leche de soja comercial, de grasa natural, fortificada, se pueden utilizar como bebida primaria que comienza en la edad de 1 año o más para un niño que esté creciendo normalmente y esté comiendo una variedad de los alimentos. Los alimentos energéticos y legumbres, tofu y aguacate triturado deben ser utilizados cuando se está destetando al infante. La grasa dietética no se debe restringir en niños menores de 2 años.

Los bebés que mamen y cuyas madres no consuman, alimentos fortificados con vitamina B-12 ó suplementos de B-12, necesitarán regularmente suplementos de vitamina B-12. Las pautas para el uso de suplementos de hierro y vitamina D en infantes vegetarianos no se diferencian de las pautas para los bebés no vegetarianos. No se recomiendan los suplementos de zinc para bebés vegetarianos, ya que la deficiencia de zinc se considera raramente.

Niños

Los niños vegetarianos tienen un crecimiento similar a los de los no vegetarianos. Hay poca información acerca de los niños veganos que no siguen dietas macrobióticas, pero esta información sugiere que estos niños son un poco más pequeños, pero dentro de los márgenes normales y estándares de peso y altura. El mal crecimiento de los niños se asocia a dietas muy restrictivas.

Las comidas frecuentes y el uso de algunos alimentos refinados (tales como cereales de desayuno, panes y pastas fortificadas) y de alimentos ricos en grasa no saturada pueden proporcionar a los niños vegetarianos la energía necesaria. La ingesta de proteína media de los niños vegetarianos (veganos y macrobióticos) resuelve o excede generalmente las recomendaciones, aunque los niños vegetarianos pueden consumir menos proteína que niños no vegetarianos. Los niños veganos pueden necesitar un poco más de proteínas que los niños no veganos debido a las diferencias de digestibilidad de la proteína y la composición de aminoácidos de las proteínas vegetales, pero estas necesidades de proteína se resuelven generalmente cuando las dietas contienen energía adecuada y una variedad de vegetales. Las buenas fuentes de calcio, hierro y del zinc se deben acentuar para los niños vegetarianos junto con las prácticas dietéticas que realzan la absorción del zinc y del hierro. Una fuente fiable de vitamina B-12 es importante para los niños veganos. Si la exposición a la luz del sol es limitada, el tono de la piel es claro, si es invierno o se usan protectores solares, se deben tomar suplementos de vitamina D o alimentos fortificados. La tabla proporciona información sobre fuentes nutricionales de los alimentos. Se han publicado en todo el mundo guías alimenticias para niños vegetarianos menores de 4 años y también para mayores.

Adolescentes

Hay pocos datos disponibles del crecimiento de adolescentes vegetarianos, aunque algunos estudios sugieren que hay poca diferencia entre los vegetarianos y los no vegetarianos. En el oeste, las muchachas vegetarianas tienden a alcanzar una menarquía más tarde las no vegetarianas, aunque no toda las investigaciones lo apoyan. Cuando la primera menstruación aparece más tarde comporta ventajas de salud, incluyendo un riesgo menor de desarrollar cáncer de mama y obesidad. Las dietas vegetarianas parecen ofrecer algunas ventajas alimenticias para los adolescentes.  Los adolescentes vegetarianos consumen más fibra, hierro, ácido fólico, vitamina A y vitamina C que los no vegetarianos. Los adolescentes vegetarianos también consumen más frutas y verduras y pocos dulces, comida rápida y snacks salados comparados con los adolescentes no vegetarianos. Los alimentos dominantes entre los adolescentes vegetarianos son el calcio, la vitamina D, el hierro, el cinc y la vitamina B-12.

Las dietas vegetarianas son algo más comunes entre adolescentes con desórdenes alimenticios;  por lo tanto, los profesionales de la dietética deben estar enterados de sus jóvenes clientes que limitan sus opciones alimenticias y que muestras síntomas de desórdenes alimenticios. Sin embargo, datos recientes sugieren que adoptar una dieta vegetariana no conduce a desórdenes alimenticios, pocos vegetarianos usan las dietas vegetarianas para camuflar un desorden alimenticio. Con una buena planificación, las dietas vegetarianas son opciones apropiadas y saludables para los adolescentes.

Mujeres embarazadas y lactantes

La alimentación vegana puede proporcionar las necesidades energéticas de las mujeres embarazadas. Los bebés de madres vegetarianas tienen generalmente pesos al nacer similares a los de los bebés de madres no vegetarianas. Las dietas para embarazadas y durante la lactancia deben contener fuentes fiables de vitamina B-12. Si la exposición a la luz del sol es limitada, tono de la piel es claro, si es invierno o se usan protectores solares, se deben tomar suplementos de vitamina D o alimentos fortificados. Los suplementos de hierro pueden ser necesarios para prevenir o tratar la anemia de hierro, que ocurre comúnmente durante el embarazo. Se aconsejan a las mujeres que esperan quedarse embarazadas consumir 400µg diarios de ácido fólico.

Los bebés de madres vegetarianos tienen niveles de DHA menores que los infantes de no vegetarianos, aunque el significado funcional no se sabe. Los niveles de DHA de la leche materna en mujeres veganas y ovolactovegetarianas parecen ser más bajos que los de las no vegetarianas.  El DHA parece desempeñar un papel en el desarrollo del cerebro y ojos y es importante una fuente dietética de DHA para el feto y el recién nacido, embarazadas y lactantes veganos y vegetarianos(a menos que se coman huevos regularmente). Se debe incluir fuentes de ácido linoleico precursor de DHA en la dieta (linaza de la tierra, aceite de la linaza, aceite de cánula, aceite de soja) o utilizar un suplemento vegetariano de DHA (las microalgas). Los alimentos que contienen ácido linoleico (maíz, alazor y aceite de girasol) y ácidos grasos transportadores (margarinas, alimentos con grasas hidrogenadas) deben limitarse ya que estos ácidos grasos pueden inhibir la producción de DHA del ácido linoleico.

Gente mayor

Los estudios indican que la mayoría de la gente mayor vegetariana tiene ingestiones dietéticas similares a los no vegetarianos.  Con el envejecimiento, las necesidades energéticas disminuyen, pero las recomendaciones de nutrientes, incluyendo calcio, vitamina D, vitamina B6 y posiblemente la proteína, son más altas. La exposición a la luz solar es a menudo limitada y la síntesis de la vitamina D disminuye en la gente mayor de modo que las fuentes dietéticas o suplementos de vitamina D son especialmente importantes.

La gente mayor puede tener dificultad con la absorción de vitamina B-12 así que se deben utilizar alimentos o suplementos de vitamina B-12. Los requisitos de proteína son polémicos.  El DRIs actual no recomienda proteínas adicionales para la gente mayor. Un metanálisis de los estudios del balance del nitrógeno concluyó que no hay bastantes evidencias para recomendar ingestas diferentes de proteína pero los datos son limitados y contradictorios. Otros han concluido que las necesidades de proteína de la gente mayor pueden ser de alrededor 1 a 1,25 g/kg de peso corporal. La gente mayor puede cubrir fácilmente sus necesidades de proteína con una dieta vegetariana variada con abundantes vegetales ricos en proteínas, incluyendo legumbres y derivados de soja.

Las dietas vegetarianas, ricas en fibra, pueden ser beneficiosas para la gente mayor con estreñimiento. Los vegetarianos se pueden beneficiar a través de alimentos fáciles de masticar, que requieren una preparación mínima, o apropiados para sus dietas terapéuticas.

Atletas

Las dietas vegetarianas pueden también cubrir las necesidades de los atletas más competitivos.  Las recomendaciones de nutrición para los atletas vegetarianos se deben formular con la consideración de los efectos del vegetarianismo y el ejercicio. La Asociación Dietética Americana y los Dietistas de Canadá respecto a la nutrición y al funcionamiento atlético proporcionan guías dietéticas apropiadas para los atletas, aunque se puede requerir una cierta modificación para tratar las necesidades de los vegetarianos. Las recomendaciones de proteína para los atletas son de 1,2 a 1,4 g/kg de peso corporal, mientras que los atletas que hacen mayores esfuerzos pueden necesitar de 1,6 a 1,7 g/kg de peso corporal. No todos los grupos apoyan que exista una necesidad creciente de proteínas en los atletas. Las dietas vegetarianas que cubren las necesidades energéticas y contienen una gran variedad de alimentos proteínicos, tales como derivados de soja, oras legumbres, cereales o semillas, pueden proporcionar la proteína adecuada sin el uso de los alimentos especiales o de los suplementos. Para los atletas adolescentes, se debe atender especialmente a la energía, a la proteína, al calcio y al hierro. La Amenorrea puede ser más común entre los atletas vegetarianos que los no vegetarianos, aunque no toda la investigación lo apoya.  Las atletas vegetarianas se pueden beneficiar de las dietas que incluyan una energía adecuada, niveles más altos de grasa y cantidades abundantes de calcio y hierro.

Traducido por: Alex Plana

Texto original: http://www.eatright.org/Public/GovernmentAffairs/92_17084.cfm

Recibe recetas directo en tu correo: