¿Es la dieta vegetariana favorable para los estados de ánimo?

Los estudios publicados hasta el momento muestran considerables beneficios en las personas que llevan una dieta rica en frutas y verduras, y prescinden de alimentos de origen animal.

¿Es la dieta vegetariana favorable para los estados de ánimo?

¿Es la dieta vegetariana favorable para los estados de ánimo?

   Los estudios publicados hasta el momento muestran considerables beneficios en las personas que llevan una dieta rica en frutas y verduras, y prescinden de alimentos de origen animal.

 

            Los beneficios de adoptar una dieta vegetariana o vegana han sido establecidos por décadas, especialmente por reducir la probabilidad de desarrollar enfermedades crónicas como cáncer, enfermedades cardiacas, obesidad y diabetes tipo 2. Pero, ¿una dieta sin productos animales y rica en frutas y verduras puede tener un impacto positivo en nuestro estado de ánimo y bienestar mental? Tendemos a pensar que nuestra mente es una entidad separada de nuestro cuerpo, inafectada por lo que comemos, sin embargo estudios recientes han mostrado que dietas vegetarianas y veganas sí tienen un impacto positivo en nuestra salud mental, y están significativamente asociadas con la disminución del estrés, la ansiedad y la depresión. El viejo dicho "somos lo que comemos" no sólo aplica a nuestro cuerpo, sino también a nuestra mente.

            En las últimas décadas hemos visto un incremento masivo en la presencia de problemas de salud mental, especialmente entre los jóvenes. La incidencia de autismo, suicidio, ansiedad, violencia y depresión está aumentando, según el W.H.O[1] La depresión es una de las enfermedades mentales mayormente diagnosticada en el mundo y se estima que aproximadamente el 8% de mexicanos han sufrido un episodio de depresión en su vida[2]. Afortunadamente, ahora tenemos más evidencia de que dietas ricas en frutas, verduras y granos enteros, pueden ayudar a proteger la mente de enfermedades como la depresión. En un estudio de casi trescientos mil canadienses, los investigadores encontraron que entre más grande sea el consumo de frutas y verduras, menor es el riesgo de depresión, angustia mental, trastornos en el estado de ánimo y ansiedad[3]. Los investigadores sugirieron que la alta cantidad de antioxidantes presente en las frutas y verduras podrían bajar el riesgo de contraer enfermedades mentales. 

             Una de las características del mundo moderno es el prevalencia del estrés y la ansiedad. Las consecuencias de esta epidemia son graves y de gran alcance, no sólo mental sino también físicamente. Se ha demostrado que el estrés crónico puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades[4]

            ¿Qué dice la ciencia acerca de la conexión entre dietas basadas en plantas y las emociones negativas como estrés y ansiedad? En un estudio, investigadores aplicaron dos encuestas que midieron los niveles de ansiedad, depresión, hostilidad, irritabilidad, impaciencia, ira y cansancio mental, entre otros. Descubrieron que los individuos que siguen dietas vegetarianas tienen significativamente menos emociones negativas que sus contrapartes omnívoros[5]. Una de las explicaciones para este fenómeno fue el ácido araquidónico que se encuentra en productos de origen animal. Este ácido tiene propiedades inflamatorias que pueden causar un impacto adverso a la salud mental. El ácido araquidónico esta presente en el pollo, el huevo, la carne de res y también las carnes de puerco y pescado, aunque estudios observacionales y experimentales han mostrado que los omnívoros que consumen mucho pescado pueden neutralizar algunos de los efectos negativos del ácido araquidónico. Esto se ha atribuido a los ácidos grasos de cadena larga presentes en el pescado (EPA y DHA). Sin embargo, los vegetarianos y veganos que no consumen pescado, no parecen tener un impacto adverso en su salud mental a pesar del bajo consumo de EPA y DHA. Al parecer, comer pescado sólo ayuda en dietas muy altas en ácido araquidónico, pero como dietas vegetariana/veganas son naturalmente bajas en este ácido, el relativamente bajo consumo de los ácidos grasos de cadena larga no tiene un impacto negativo.

            Se llevó a cabo un estudio de control aleatorio, para ver específicamente como puede afectar la restricción de carne, pollo y pescado en el estado de ánimo. Los participantes fueron divididos en tres grupos: en uno que comían carne, pollo y pescado; en otro comían pescado pero sin carne y pollo; y en otro grupo seguían una dieta vegetariana. Después de dos semanas se le pidió a cada uno completar un cuestionario para ‘medir’ su estado de ánimo. Los participantes en los dos grupos que comían carne y/o pescado no mostraron ninguna diferencia en sus estados de ánimo, pero los que estaban en el grupo vegetariano notaron una diferencia significativamente positiva en sólo dos semanas[6]. Este estudio confirma lo que muchas personas reportan cuando adoptan una dieta vegetariana/vegana: que se sienten muy bien al poco tiempo de seguir esta dieta.

            ¿Qué sabemos de las diferencias entre el estado de ánimo de vegetarianos, veganos y omnívoros? En un estudio reciente, los veganos reportaron menos estrés y ansiedad que los omnívoros y los ovo-lacto-vegetarianos[7]. Estos hallazgos también son consistentes con los estudios que dicen que dietas altas en proteínas animales son asociadas con mayor depresión, irritabilidad, ansiedad e inquietud[8]. ¿La razón? Tiene que ver con el ácido amino triptófano. Cuando uno ingiere comida alta en proteínas, los aminoácidos compiten para accesar al cuerpo. Como resultado, puede significar que menos triptófano llegue al cerebro, y por lo tanto menos serotonina (la hormona de la felicidad) sea sintetizada.

            Los estudios citados sugieren que sí hay una conexión positiva entre la salud mental y una dieta vegetariana/vegana, rica en frutas y verduras. Sin embargo, faltan más estudios en esta área científica, por lo que debemos esperar para tener una comprensión más completa. Mientras tanto, hay muchas razones positivas para adoptar una dieta vegana, y parece que la consecución de un estado de ánimo saludable puede ser otra.

 


[1] World Health Organization, The World Health Report 2001-Mental Health: New Understanding, New Hope. www.who.int/whr/2001

[2] Medina-Mora ME, Borges G, Laura C, Benjet C, Blanco J, Fleiz C et al. Prevalencia de trastornos mentales y uso de servicios: Resultados de la Encuesta Nacional de Epidemiologia Psiquiátrica en Mexico- Sauld Ment 2003; 26: 1-16.

[3] McMartin SE, Jaka FN, Colman I. The association between fruit and vegetable consumption and mental health disorders: evidence from five waves of national survey of Canadians. Prev Med. 2013.

[4] Carnegie Mellon University. “Stress Contributes To Range Of Chronic Diseases, Review Shows.” Science-Daily. ScienceDaily. 10 October 2007

[5] “Vegetarian diets are associated with healthy mood states: a cross-sectional study in seventh day adventist adults. “ Beezhold BL, et al. Nutr J. 2010

[6] “Restriction of meat, fish and poultry in omnivores improves mood: a pilot randomized controlled trial.” Beezhold, BL, et al. Nutr J. 2012.

[7] “Vegans report less stress and anxiety than omnivores” Beezhold B, et al. Nutr Neurosci. 2015.

[8] “Effects of normal meals rich in carbohydrates or proteins on plasma tryptophan and tyrosine ratios” Richard J Wurtman, Judith J Wurtman, Meredith M Regan, Janine M McDermermott, Rita H Tsay and Jeff Breu, Am J Clin Nutr 2003; 77:128-32

Recibe recetas directo en tu correo: