La tortilla española vegana y “light”

El Perro GamberroReceta enviada por Publicado el jueves 21 de febrero del 2019.

Tenía un antojo tremendo de tortilla de patatas, pero buscaba algo más ligero, tampoco quería utilizar demasiado aceite ni que se me “pringara” toda la cocina como habitualmente, cuando preparo la tortilla española con las patatas fritas de base.


Tiempo total:
40 min.
Preparación:
20 min.
Cocción:
20 min.

Porciones:
4


Ingredientes

  • 4 patatas grandes
  • 4 cdas soperas de harina de garbanzo
  • Aprox. 2 vasos y ½ de agua
  • 1 cdta de cúrcuma
  • 1 cdta de pimentón de la vera (dulce)
  • 1 toque de pimienta negra
  • 1 puerro
  • 1 cebolla
  • 1 chorrito de aceite de oliva vírgen
  • Sal marina integral al gusto

Instrucciones

Pues bien, lo primero será pelar nuestras patatas y laminarlas, exactamente igual que con cualquier tortilla española…

La gran diferencia está en este paso, nosotros pondremos nuestras patatas a cocer en una cacerola con agua, en vez de a freír en 1/2 litro de aceite…

Mientras nuestras patatas se van cociendo, entre 15 y 20 minutos máximo, aprovechamos para preparar la mezcla substitutiva del huevo.

En un recipiente añadimos las 4 cucharadas soperas de harina de garbanzo.

Para ir integrando 2 vasos completos de agua caliente, cuanto más caliente esté el agua mejor se diluirá la harina sin formar grumos. Vertemos el agua muy poco a poco mientras no paramos de mezclar preferiblemente con una varilla.

Primero integramos sólo 1/2 vaso de agua, formando una pasta muy espesa y homogénea.

Después añadimos e integramos el 1/2 vaso restante.

Y por último el otro vaso de agua caliente al completo, siempre sin parar de batir con nuestra varilla.

Ahora añadimos las especias: 1 cucharadita de cúrcuma, 1 de pimentón y 1 toque de pimienta negra, que le darán un color más apetecible y un sabor delicioso…

Volvemos a batir e integramos muy bien todo…

Pues ya está lista nuestra mezcla substitutiva del huevo… maravilloso ¿verdad? eliminamos el huevo y con éste toda su crueldad y colesterol…. y usamos una de las mejores proteínas vegetales de cultivo local, la del garbanzo….

Ahora, nos ponemos a pochar la cebolla y el puerro para conseguir más jugosidad y sabor… la patata frita tiene un sabor espectacular, es jugosa y muy sabrosa, puesto que ha absorbido bastante aceite, pero como nosotros tenemos las patatas cocidas, hemos de procurar “saborizarlas”, si las pusiésemos cocidas sin más… entonces sí que notaríais la diferencia…

Tomamos 1 cebolla grande y 1 puerro…

Los pelamos y cortamos en trocitos…

Vertemos 1 chorrito de aceite de oliva vírgen en una sartén grande, pues es la que utilizaremos posteriormente para formar la tortilla y la llevamos al fuego. Cuando esté caliente, echamos el puerro y la cebolla picaditos…

Y a pochar con un puntito de sal para que “suden” y se doren bien… Transcurridos entre 5 y 8 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue, el aspecto debería ser así… ¡Qué olorcito! ¡Qué delicia!!!

Ha llegado el momento de ver como andan nuestras patatas, pinchad con un tenedor o cuchillo para ver si ya están bien cocidas, y si es así, vamos a escurrirlas….

Y las ponemos en la sartén junto con la cebolla, el puerro y nuestro puntito de sal…

Sofreímos durante unos minutos a fuego alto, mientras vamos rompiendo las patatas pero sin aplastarlas…

Y las mezclamos con nuestra harina de garbanzo preparada…

Si veis que queda demasiado espesa esta mezcla, aquí podéis añadir un poco más de agua, yo puse 1/2 vasito más…

Probad para corregir de sal si fuese necesario… y ya sin más, vertemos todo en la sartén y empezamos a formar la tortilla a fuego bajito.

Moved la sartén desde el mango, con la tortilla en bloque para que no se pegue, aunque si empezáis a fuego bajito y al final subís la potencia sólo para dorarla, no se os pegará. Transcurridos unos minutos y cuando veáis que ya tiene cierta consistencia, le dais la vuelta sin miedo, con la ayuda de un plato o un “vuelve tortillas”.

Mantenéis otros tantos minutos por esta cara, con el fuego de menos a más y recordando que de esta vuelta saldrá la cara vista… así que procurad dorarla bien…

Ponéis el plato, dais la vuelta de nuevo firmemente y sin miedo, y ya tenéis vuestra tortilla vegana y “light”…

No olvidéis dejarla reposar unos 10 minutos para que se asiente y atempere antes de cortar..

Y ahora a disfrutar….


Visite la fuente original


Tartas & Quiches |

Recibe recetas directo en tu correo:

Envía tus recetas :)

Comparte ya ›

últimas recetas


¡esponjosos! pancakes de avena y banana

¡esponjosos! pancakes de avena y banana
Mar.veganfood
Publicada hace 1 días


Exótico y sabroso: arroz con coco, limón y jengibre

Exótico y sabroso: arroz con coco, limón y jengibre
Mar.veganfood
Publicada el lunes 1 de julio del 2019


Galletitas de agua (crocantes y veganas)

Galletitas de agua (crocantes y veganas)
Mar.veganfood
Publicada el lunes 24 de junio del 2019


Coca de san juan con cabello de ángel

Coca de san juan con cabello de ángel
Auroravegan
Publicada el sábado 22 de junio del 2019


Tacos de coliflor y nueces

Tacos de coliflor y nueces
Crónicas Herbívoras
Publicada el miércoles 19 de junio del 2019