¿Puede una dieta vegana invertir la diabetes?

La diabetes no tiene que ser necesariamente un camino unidireccional. Estudios recientes sugieren que las personas con diabetes del tipo 2 puedan mejorar y, en algunos casos, incluso invertir la enfermedad cambiando a una dieta vegana.

La diabetes no tiene que ser necesariamente un camino unidireccional. Estudios recientes sugieren que las personas con diabetes del tipo 2 puedan mejorar y, en algunos casos, incluso invertir la enfermedad cambiando a una dieta vegana sin productos refinados. Desafortunadamente, ningunos de estos estudios incluyeron un grupo comparativo. La fundación Diabetes Action and Research Education Foundation donó una subvención a PCRM para realizar una prueba cuidadosamente controlada.

Trabajando con la universidad de Georgetown, comparamos dos dietas diferentes: una con alto contenido en fibra, baja en grasa y vegana y otra, la dieta más comunmente usada por la Asociación de la Diabetes Americana (ADA). Invitamos a personas diabéticas no dependientes de insulina y a sus cónyuges o parejas a que siguieran una de las dos dietas durante tres meses. Se prepararon almuerzos y cenas para llevar, así que los participantes sólo tenían que calentarse la comida en casa.

Las comidas veganas fueron hechas de vegetales sin refinar, granos, habas y frutas, sin  ingredientes refinados, tales como el aceite vegetal, la harina blanca o las pastas blancas. Estas comidas tenían apenas de promedio un 10% de grasa y en cambio un 80% de carbohidratos complejos. También ofrecían entre 60 y 70 gramos de fibra al día y nada de colesterol.

La dieta comparativa (ADA) llevaba más vegetales que la dieta americana, pero todavía incorporaba recetas convencionales con pollo y pescado. Esta dieta contenía un 50% de grasa y un 30% de hidratos de carbono. Proporcionaba cerca de 30 gramos de fibra y de 200 miligramos de colesterol al día.

Los participantes de ambos grupos venían a la universidad dos tardes por semana para las sesiones en grupo de nutrición, cocina y soporte.

Hubo varios desafíos al planear el estudio. ¿Se ofrecerían voluntarias personas con diabetes y sus parejas para el estudio? ¿Cambiarían sus hábitos de comer y mantendrían el programa de estudio los tres meses completos? ¿Podríamos encontrar quién preparase y entregara comidas veganas y de ADA atractivas?

La primera de estas preocupaciones se disipó rápidamente. El primer día que nuestro anuncio apareció en el periódico, más de 100 personas respondieron. Los participantes que fueron aceptados para el estudio se lanzaron en él con entusiasmo. Uno dijo, "Me sorprendió en cómo es de poderosa la dieta vegana desde el principio. El azúcar y el peso apenas empezaron a disminuir."

Algunos sujetos se llevaron una grata sorpresa al descubrir cómo de bien se adaptaron a la dieta experimental. Uno dijo, "si cualquier persona me hubiera dicho que hace 12 semanas estaría satisfecha con una dieta vegetariana estricta, no la habría creído." Otro participante necesitó más tiempo: "al principio, no es una dieta fácil. Pero me las manejé para perder, en la última cuenta, 17 libras. Ya no me medico para la diabetes ni para la presión arterial. Así pues, realmente, es un muy buen resultado para mí."

Algunos encontraron ventajas inesperadas: "Mi asma ha mejorado realmente. Ya no tomo tanta medicina porque puedo respirar mejor. Como diabético me siento conmigo mismo mucho más esperanzado ahora ya que soy autosuficiente con una dieta que tiene sentido para mí."

Ambos grupos hicieron un gran trabajo adhiriéndose a sus dietas prescritas.  Sin embargo, el grupo vegano tenía claras las ventajas en muchos de los resultados.  El azúcar en sangre disminuyó un 59 por ciento más en el grupo vegano que en el grupo del ADA. Y, mientras que los veganos necesitaron menos medicación para controlar el azúcar, el grupo del ADA necesitaba casi tanta medicina como antes. Los veganos tomaban menos medicina pero su control era mejor.

Mientras que el grupo del ADA perdió 8 libras de promedio, los veganos perdieron casi 16 libras. Los niveles del colesterol también disminuyeron mucho más en el grupo vegano comparado al grupo de ADA. La diabetes puede causar un serio daño en los riñones, dando por resultado una pérdida de proteína a través de la orina. Varios de nuestros sujetos tenían ya una pérdida significativa de proteína al principio del estudio, y el grupo del ADA no mejoró al respecto. De hecho, sus pérdidas de proteína empeoraron algo a las 12 semanas de estudio. El grupo vegano, por otra parte, redujo en gran parte la pérdida de proteína.

Animado por los grandes resultados de este estudio, planeamos un estudio mucho más extenso para el próximo año. Todos tenemos una gran deuda a estos voluntarios que donaron generosamente su tiempo para ayudarnos a mejorar nuestros tratamientos para la diabetes.

Traducido por: Alex Plana
Texto original:
http://www.pcrm.org/health/clinres/diabetes.html 

Recibe recetas directo en tu correo: