De vegetariano a vegano

Seguramente gran parte de lo que comes es vegano y no he has dado ni cuenta.

De vegetariano a vegano

Seguramente gran parte de lo que comes es vegano y no he has dado ni cuenta. Del resto de los alimentos fíjate cuáles pueden encontrarse sin productos de origen animal: cambia mantequilla por margarina, leche de vaca por leche de soya, miel de abeja por miel de maple o palma, pasta al huevo por pasta de sémola.

En un principio te la pasarás leyendo las etiquetas de todos los productos, pero cuando conozcas qué marcas no tienen productos animales, será más fácil.

Cuando cocines, piensa que prácticamente todos los ingredientes pueden suplirse por otros de origen vegetal. En lugar de usar huevo en la repostería puedes usar compota de manzana o plátano, para lo salado puedes usar harina de garbanzo y agua.

No te desesperes si en tu ciudad no hay exactamente los mismos alimentos que en otros países con mayor número de veganos. Escribe cartas al supermercado o tienda naturista solicitando determinadas marcas o productos.

Es importante que en tu transición al vegetarianismo no abuses de los lácteos y los huevos, pues además de no ser saludables, también representan mucho sufrimiento para los animales.

Recibe recetas directo en tu correo: